domingo, 4 de mayo de 2014

Capítulo 18: Let the games begin

¡Hola, tributos! Sí, siento haberos dejado con la tensión, y lo siento más aún porque en realidad, este capítulo es bastante cortito peeeeeeeeeeeeeeeeeeeero....
En fin, espero que lo disfrutéis mucho y sepáis perdonar mi impuntualidad :)
¿Será por fin el turno de Cato y Clove de ir a los Juegos? ;)





Will the truth finally find her?
(BANG! BANG!)
Will she run will she hide?
The truth's creeping up slow
                       Let the games begin, Anarbor


CLOVE
-¡Liah Hasu-Hana!
Tímida, como siempre, nuestra compañera de entrenamiento emerge de la columna lateral para aproximarse con paso seguro pero ligeramente acelerado hasta la tarima donde Lunnette la espera. Sube las escaleras veloz, mientras Hayden y yo vitoreamos y aplaudimos con fuerza, sabiendo que Liah ha alcanzado la meta de dieciséis años de trabajo.
Con esa voz suave, fluida y delicada que sólo le he oído usar una vez en la vida expresa firmemente, sin dar ocasión a su acompañante de decir palabra, que ella quiere ir a los Juegos. Situada Liah a la izquierda del micrófono, y nada más apagado el aplauso, la mujer capitolense se acerca a la urna contraria. De la manera más complicada que un hecho tan sencillo como coger una papeleta se lo permite, saca una diminuta tira azul del recipiente de cristal.
-Y acompañando a esta joven, en la septuagésima tercera edición del gran acontecimiento televisivo de Panem, nuestro tributo masculino será…
Unas dos mil respiraciones varoniles se contienen junto a la mía. Secretamente, y sin que nadie se dé cuenta, cruzo los dedos detrás de los pliegues de tul; el problema es, ¿los cruzo para que él salga y cumpla el objetivo de su vida o, al contrario, para que se quede aquí, en el Dos, conmigo? Un momento, ¿de verdad soy tan egoísta que estoy dispuesta a desear que Cato no vaya como tributo sólo porque no me apetece separarme de él? Dios mío, Clove, ¿es que no ha servido de nada el trabajo de estos malditos meses? ¡Él quiere ir, como tú, y no puedes impedírselo!¡No tienes derecho alguno a acabar con el objetivo de una vida de entrenamiento! ¡No puedes…
-¡Clove! – Hayden me sacude el brazo, sacándome de mis pensamientos.
Me uno a otro aplauso cuyo objetivo desconozco, hasta que veo a un crío de unos doce o trece años ascender por las mismas escaleras por las que lo hiciera Liah minutos antes. Por su forma física, puede que entrene para profesional, aunque, desde luego, debe de ser un loco si se atreve a enfrentarse a los Juegos con tan poco tiempo de entrenamiento reglamentado y práctica a sus espaldas; en la historia de Panem se reducen a cuatro los vencedores por debajo de catorce, y de ellos tan solo uno, Ahem Poe, logró el título con doce. Incluso en el Dos, cuna de los profesionales, no rechazar el puesto de tributo con esta edad se considera, más que un acto de valentía y orgullo, un suicidio en toda regla.
Efectivamente, cuando Lunnette le pregunta si quiere aceptar el honor, el chico, aun con los puños apretados a causa de la rabia, niega con la cabeza y, al grito de “¿Voluntarios?”, baja de la tarima.
Nuestro procedimiento en estos casos es bastante simple.
Nueve o diez manos jóvenes se levantan prácticamente al unísono desde diferentes puntos de la columna.  La mujer capitolense observa atentamente y, con un gesto teatral, se tapa los ojos y empieza a señalar con el dedo al son de una ridícula cancioncilla.
En lo que Lunnette se entretiene con su jueguecito, vuelvo a buscar a Cato con la mirada. Por supuesto, él es uno de los que han levantado la mano al instante para presentarse. Algo en mi estómago decide ponerse a bailar al verle, y noto las marcas de mis cortas uñas en las palmas de las manos mientras la acompañante de nuestro distrito finaliza su estúpida rima.
-Eres tú el ele…  - roza la cabeza rubia de Cato que sonríe orgulloso… Y desvía el dedo a la izquierda – gido.
El corazón me da un vuelco al ver a una corpulenta mole, con cara de malas pulgas y que no es Cato, ascender hasta la tarima con el  puño alzado en señal de victoria. Responde a la pregunta de Lunnette contestando que se llama Bronn Fleafield, y sitúa toda su gigantesca figura a la derecha de Liah, dando la sensación de que vaya a devorarla en cualquier momento.
-¡Y con esto, señoras y señores, finaliza la cosecha del Distrito 2 en los Septuagésimo Terceros Juegos del Hambre! ¡Buenas tardes! – concluye la conocida voz chillona.
La marea humana de gente no elegida empieza a moverse en dirección a la salida de la plaza, pero yo, de la mano de Hayden, corro en dirección contraria, hacia el Ayuntamiento donde han metido a los nuevos tributos.
A mitad de camino, nos cruzamos con Coy y con un Cato completamente desquiciado que parece capaz de romperle la nariz a la primera persona que se le cruce.
-Iba… a salir… yo – gruñe con los puños apretados - ¡Maldita idiota capitolense!
-Cato, cálmate – interviene nuestra amiga con tono de falsa seguridad - Aún tienes oportunidad el año que viene…
-¡Las oportunidades se acaban, Hayden! – trona a la par que hace gesto de pegar una bofetada…
Que por suerte yo veo venir y paro antes de que impacte.
-¡Eh! – le grito – Ella no tiene ninguna culpa de que a ti no te hayan elegido, así que no intentes hacérselo pagar, porque puedes acabar aplastado en suelo, ¿vale? Y ahora, si te has cansado de portarte como un chimpancé descerebrado, te podrías dar cuenta de que a Liah, que es NUESTRA amiga y compañera, sí la han elegido y querrá que vayamos a despedirnos. Si tú no vas, a mí me da igual, pero entonces haz el favor de marcharte con tu ataque de nervios a otra parte.
Cato me mira con toda su furia concentrada en mí, pero yo no flaqueo en ningún momento y me mantengo desafiante y segura frente a él. Noto cómo sus ojos lanzan chispas y, por un momento, me temo que voy a acabar llevándome el golpe que no ha recibido Hayden aquí, en medio de la plaza, delante de toda esta multitud que nos está viendo. Pasa un brazo por mi espalda y, con la fuerza e ímpetu de un toro, me acerca a él… Para finalmente, ante la sorpresa de todos, izarme y que nuestros labios queden hasta la misma altura.
Me besa. No de forma romántica y dulce, sino más bien casi como si se tratara de un instinto animal que le llevara a canalizar su ira de la forma menos destructiva posible. Sujeta mi cabeza por detrás, de forma que, aunque quisiera, me sería imposible despegarme. Presiona con fuerza ambas bocas y, tras un par de segundos, con la misma brusquedad con la que me ha agarrado, me suelta.
Respiro agitada para compensar mi privación de aire segundos atrás, pero no dejo de mirarle a los ojos en ningún momento. La furia sigue allí, pero ahora se mezcla a partes iguales con el cansancio y el agradecimiento.
-Estaré vengándome con el árbol del camino.
Asiento, y Cato se aleja, siguiendo al río de gente. Sonrío aliviada y, en cierto modo, feliz por el beso, para después girarme y encontrar a Coy y Hayden con la boca abierta y los ojos como platos.
-¿Qué? – pregunto molesta
Ambos se miran cómplices, y vuelven a dirigirse a mí.
-Que sois la pareja más extraña que he visto en mi vida – responde mi amiga
***
Una vez en los preciosos salones del Edificio de Justicia, nos reunimos con Marietta y todos juntos vamos a ver a Liah. Intercambiamos palabras de ánimo, consejos, estrategias, gritos de apoyo,  abrazos bañados en lágrimas (los de las chicas, no los míos), y le regalamos a la protagonista del día una pequeña insignia lacada en forma de cisne, el mismo animal que adorna los remates de su bonito vestido de cosecha. Entonces, un agente de la paz, subordinado de mi padre, nos indica de manera bastante poco amable que se ha acabado el tiempo y nos acompaña hasta la salida.
-¡Sabemos que vas a ganar! – exclama Coy antes de que nos cierren la puerta.
Tras ello, nos alejamos andando del Edificio de Justicia, hasta la encrucijada en la que se encuentra nuestro Centro de Entrenamiento. Enfrente, encontramos a un Cato de nudillos sangrantes pero mirada mucho más tranquila, dejando una huella profunda en el pobre árbol que se tiene que tragar todas las frustraciones de la zona. La frase “Desestrésate con el árbol” es probablemente la más dicha entre las cuatro paredes que hay al otro lado del camino.
Nada más vernos, Cato pregunta qué tal ha ido y, después de que le contestemos, se acerca a mí. No hacen falta palabras, y yo no voy a ser tan cruel de obligarle a pedir perdón por su reacción. Cerramos toda la escena en la plaza con un abrazo, suave y agradable, que esta vez no deja ver ni un atisbo del animal interior del chico. Ya sé sobradamente que, en el fondo, él intenta restringirlo a los entrenamientos y las peleas, y también que controlarse es increíblemente difícil y muchas veces se le escapa, igual que sé que esa es la parte negativa de la disciplina profesional, y que a él le gusta tan poco como a los demás. No hay nada más que hablar.
Nos separamos y cada uno de nosotros toma el camino que le corresponde para llegar a su casa.
-En un rato vendréis a verlo, ¿no? – pregunta Hayden – Voy a hacer palomitas con mantequilla.
Se refiere, por supuesto, a los Juegos, el evento televisivo del año; siempre quedamos todos juntos en el salón de la muchacha, ya que es el más espacioso y sus padres no suelen estar en casa, y este año, con la selección de una de los nuestros, la razón de ir es doble. Todos respondemos con un sonoro sí.
-Vale, ¡no tardéis mucho! El resumen de las cosechas empieza en dos horas.
Hablo con Marietta, que vive cerca de mi zona, durante todo el camino, y en cuanto llego a casa, me cambio el pomposo vestido por otra clase de ropa más cómoda, como algo rápidamente  y vuelvo a dirigirme hacia la Aldea de los Vendedores, donde vive Hayden. Presiento que este año nos va a ser un poco más difícil tragarnos las palomitas con mantequilla que de costumbre.


FIN DEL CAPÍTULO 18
***
¡Taráaaaaan! Y bien, ¿os he engañado? Jajajaj supongo que no, pero ahí queda el intento :D; sí, señores, a nuestros queridos protagonistas aún les queda para tener que enfrentarse en la Arena.... Aunque cada vez menos.
De nuevo, siento la poca "sustancia" de este capítulo; prometo que el siguiente lo compensará :).
¡Un besazo!

¡Ah, por cierto! Como habréis notado, los nombres de los capítulos se corresponden con letras/títulos de canciones que tengan ALGO (por nimio que sea) que ver con el texto al que sacan del anonimato; y la verdad, es que hay veces en las que me cuesta mundos (ejemplo el de este) encontrar alguna cancioncilla que pegue.
Así que, aunque no os puedo contar la trama y pediros por tanto que me dejéis sugerencias para x situaciones, si que os agradecería en el alma que me dejaseis en los comentarios algunas de vuestras canciones favoritas (con link si es posible :)) y de esta forma, con suerte, a lo mejor alguna resulta ser perfecta para describir los capítulos :D. Y si no, por lo menos, amplío mi cultura musical ;).

20 comentarios:

  1. Simplemente perfecto <3 No se que canción te podría recomendar, pero no pierdas los ánimos, podemos esperar... Besos, no dejes de escribir nunca!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Y no pasa nada, jajaj ya encontraré alguna :D
      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Ya moría por el capitulo. Es muy bueno, sigue con el proximo cuando puedas. Y apoyo a Mariangela, no dejes de escribir. Y sobre las canciones, pues ahorita mi mente esta en blanco pero despues vere cuales decirte.
    Besos :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro mucho de que te haya gustado! :D
      Y lo mismo digo: no pasa nada, en cuanto se os ocurra alguna, dejadla y ya está :)
      ¡Un beso!
      PD: He visto vuestra iniciativa de club de lectura y me ha encantado :D; ¡espero poder unirme para el mes que viene!

      Eliminar
  3. ¡¡Holaaa!!
    Me encantó. *__*
    Jajaja pobre árbol, qué culpa tenía él >.<
    Pero ya hay ganas de Juegos, no tardes mucho. Y a ver si Liah gana estos! =P
    Conti porntoooo
    Besoos
    Iry

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El árbol es el personaje más sufrido de toda la historia jajajaj
      Bueno, bueno, ya queda poco para que Cato y Clove tengan que lanzarse a la Arena ;)
      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Tengo que admitirlo, no me lo esperaba. Liah ?! Y que es esta frase de "este año va a ser mas dificil tragarnos las palomitas" !!! Eso no se hace !
    Bueno, en cuanto a canciones, aqui tienes una que creo que seguro estra bien para alguno de los capitulos, sino todos : https://www.youtube.com/watch?v=YKihruR7rTI Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. P!nk = Amor rojo pasión ^^
      Jajaja juego con vuestros pobres sentimientos, si es que soy mala... En fin, espérate a ver el siguiente capítulo y ya me dirás ;)...
      ¡Un beso!

      Eliminar
  5. Holaas.!! Nueva lectora me llami Carmen(que creo que eso ni siquiera te importa pero bueee) Me encanta tu novela y espero y la sigas pronto plzz.
    PD: Por lo de las canciones tengo una y creo y te sirve ;) Se llama: Eyes Open-Taylor Swift o también puede ser: Safe & Sound-Taylor Swift. Yo AMO esas dos canciones y como ambas las escribieron para THG(LJDH) pues con mucha mas razon amo las canciones aparte de la letra hermosa que poseen. Y como las dos son de THG/LJDH entonces dije«pues a ella si le sirven;)» asi que ahí las tienes espero que te sirvan.
    Besos .lll.( saludo de los tres deditos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por recordarme las maravillosas canciones de Taylor Swift! Ya sabes Carmen, te puedes echar la culpa del nombre del siguiente capítulo ;)
      ¡Un beso, y espero que sigas disfrutando de la historia!

      Eliminar
  6. Hola, te nomine a unos premios en mi blog, date una vuelta. Besos :¨
    http://claudiagutierritos.blogspot.mx/2014/05/liebster-award.html#more

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, ya están respondidos! :)

      Eliminar
  7. necesito ya el siguiente capitulo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja lo siento, leerme implica una paciencia monumental hasta que consigo sacar otro capítulo :)
      ¡Un beso!

      Eliminar
  8. Es asdfghjkl nose porque dices que hay poca sustancia si esta genial, graciias ptra vez por tus maravillosos capitulos, pero sube el proximo pronto que se a quedado demasiado interesante. Esta perfecto.
    Un besoo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, malennitaaa! De verdad que tus comentarios son una auténtica alegría, saber que hay una persona que lee desde el principio y aquí sigue :D
      ¡Un beso!

      Eliminar
  9. HAS DEJADO EL BLOG? ????
    porfavor q no sea un no
    Me acabo de empezar el blog y me está encantando. Escribes genial, no nos puedes dejar asi. Ni a ti
    Paula ♡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nonono, no te preocupes; aunque tarde otros cinco años, yo me quedo aquí hasta que acabe la historia jajajaj
      Me alegro mucho de que te esté gustando, es un placer conocer nuevos lectores :D
      ¡Un beso!

      Eliminar
  10. Ohh que lindos y raros son Cato y Clove, admiro la manera de Clove al dirigirse a Cato, me encanta como lo redactas, me ha encantado el capi :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! La verdad es que llega suponer un desafío porque, en mi opinión, Clove y Cato son dos personas a las cuales sus circunstancias llevan a estar desequilibrados mentalmente; por eso tienen ese pronto tan extraño :D
      ¡Un beso!

      Eliminar